“Para que no digan que los jóvenes no leen, que eso es mentira, algunos lo que leen es mierda, pero leen” Mara Avy en “Los Libros no muerden. Booktubers”

Hola a todos, lo que enmarca felizmente esta entrada en forma de título son las sabias palabras de una presentadora de Televisión Alacantí (televisión española), en el programa (o eso creo) “La Explanada”. Esas palabras tan llegadoras, sabias y profundas fueron pronunciadas por Mara Avy, quien al parecer realiza sofisticadas y bien documentadas investigaciones sobre los temas de los que va a hablar, esa forma de investigación parece ser adictiva y contagiosa, ya que yo al googlear su nombre no me apareció nada en la primera página, así que supuse que no encontraría nada y deje de buscar.

Bueno, el párrafo anterior a mi parecer está redactado de una forma no muy elegante ni respetuosa, pero creo que eso es lo que pasa cuando hablas de un tema del cual no sabes o tienes mucha información. La cosa es que yo siempre he dicho que las personas sólo pueden hablar de lo que conocen, de lo contrario podríamos terminar afirmando cosas que no son ciertas o erróneas por nuestra ignorancia sobre algún tópico. Así que intentare hacer una crítica al programa de TV, en el cual la señora Mara Avy y otra conductora (María González), hablan del fenómeno BookTube.

En una emisión de su programa que llamaron Los Libros no muerden. Booktubers, las señoras comenzaron a hablar sobre un fenómeno que se ha venido dando desde hace un par de años en la plataforma de YouTube, empezando por los Vloggers quienes fueron una especie de paso siguiente u otra forma de expresar pensamientos u opiniones, diferentes a nosotros los bloggers (obviamente), plasmándolas en videos que subían a YouTube, la cosa es que en toda esta generación de vloggeros surgieron los BookTubers, lectores que comparten sus opiniones sobre los libros que han leído e incluso realizan otras dinámicas y suben sus videos a la red (o al menos así explicaría de manera vulgar lo que ellos son).

La cosa es que, si las señoras Avy y González pretendían informar a la teleaudiencia de lo que era este fenómeno de internet, creo que no lograron su propósito, yo opinaría que incluso lograron desinformar a todos aquellos que no están conscientes de la gran generación de contenidos que se están haciendo y difundiendo ahora mismo en internet, que en algunas ocasiones tienen más calidad en contenidos que los que se hacen en las televisoras (y en este caso identifico perfectamente a México).

Las señoras (hablando en general de los vloggers) se refieren que las personas que deciden grabarse y expresar su opinión para después difundirlas vía internet, son personas que carecen de sentido del ridículo, que no se puede establecer un mensaje claro de las ideas cuando estas son difundidas por videos en la red y en la mayoría de los casos carentes de gracia. Para mí, estas afirmaciones son generalizadas y en muchos casos erróneas, decir que las personas que realizan vlogs son personas que carecen de sentido del ridículo es en primer lugar ofensivo y en segundo, generalizado. Decir que los videos subidos a las páginas de internet carecen de mensaje es erróneo, de lo contrario no tendríamos en la plataforma canales dedicados a la divulgación de contenido cultural y/o científico, no habrían entrevistas con investigadores o autores de libros de contenidos tan variados. Y decir que los vloggers son personas carentes de gracia, no es más que una equivocada generalización.

Ahora bien, enfocándonos en las opiniones de estas señoras respecto de BookTube, ellas dicen que son videos enfocados a realizar críticas sobre libros, adaptaciones de libros a la pantalla grande y demás, siempre recalcando que dichos videos se enfocan siempre a la literatura juvenil. Creo que muchos de los que tenemos como principal pasatiempo la lectura nos hemos topado alguna vez con un video realizado por esta comunidad y al menos en los muchos videos que he visto de ellos, ninguna vez he visto que alguno se autodenomine crítico, la mayoría de ellos explican que lo que ellos hacen son reseñas de los libros que han leído (que es diferente).

Pero siguiendo esta línea ¿Se puede determinar la validez  establecer una jerarquía en el valor entre dos criticas de una obra LITERARIA de dos personas diferentes? Yo podría contestar que sí, yo otorgaría más valor a la crítica de una persona que conociera el material (entiéndase, que haya leído el libro) a una persona que solo haya leído el abstracto del mismo o bien, una reseña o un resumen. Fuera del caso, para mí, las críticas que hagan personas que tienen el mismo grado de conocimiento del material, son igualmente válidas y tienen el mismo valor, ya que una crítica en todo el momento tiene un grado de opinión, y como dirían mal usando las palabras es una “opinión personal”, es decir, se ciñe por un determinado grado de subjetividad y es por ello que podemos obtener criticas tan dispares de una misma obra.

Regresando un poco a lo que las señoras dijeron, hablaron de 8 casos de Booktubers, para lo cual, y a mí parecer, realizaron un penoso trabajo de documentación al respecto, enumerare a los aludidos Booktuber y tratare de hacer precisiones sobre algunas cosas que ellas dijeron o lo que me resalto más de ello y espero no extenderme en ello:

  • Los Hermanos Green: Para empezar, no entiendo como en este mundo puedes decir que los hermanos Green son algo así como los hermanos Grimm (espero que sea cosa de la pronunciación de su ingles), la cosa es que no entiendo como alguna persona no puede hacer una pequeña investigación sobre los temas que va a tratar, y al hablar de los hermanos Green, no haberse enterado de que ellos son parte de una nueva ola de la literatura que está fomentando la lectura en jóvenes y en algunas personas mayores (y eso que a mí no me han gustado ninguno de los libros que he leído de John Green). Por eso es malo que las personas hablen sin saber de los temas que van a tratar.
  • Fa Orozco, de Las Palabras de Fa: Fa Orozco fue la primera Booktuber latinoamericana y mujer que vi en YouTube, y ese primer video no fue una reseña literaria, sino trataba de su opinión sobre las personas que estudiaban letras y las personas que critican dicha carrera. Aproximadamente un año después (o tal vez menos) subió a su canal un video donde relataba cual había sido su experiencia cuando visitó la biblioteca Vasconcelos en la ciudad de México, en la cual hablo un poco sobre lo que trataba el Conde Lucanor. No creo que sea complicado ver la fecha en que este video fue publicado y la fecha de creación de canal para darse cuenta que no fue su primer video, y que no fue que a la gente le gustara como hablo del Conde Lucanor lo que la llevo a crear su canal en YouTube. Pero creo que eso representaba un gran análisis para las presentadoras cuando la discusión se centró en la apariencia de la booktuber.

También fueron aludidos booktuber como Javier Ruescas (que además es escritor), Sebastián de El Coleccionista de Mundos, May R. Ayamonte, entre otros. Al hablar de ellos las conductoras siempre enfatizaron que ellos se han dedicado a la “critica” de libros de corte juvenil y que no iban más allá, por ejemplo en el caso de Ruescas afirmaron que su canal lo había creado con el propósito de hablar sobre sus libros en una especie de autopropaganda y demás, y que lo hacía (o lo hacían) para fomentar su ego.

También dijeron algo de que “Cualquiera puede tener un libro”, y eso es cierto, cualquier persona que tenga dedicación en ello y tenga un mensaje para transmitir puede hacerlo, sin requisitos de edad, educación ni sexo.

A grandes rasgos fue lo que se dijo sobre este fenómeno que se da en YouTube, y a pesar de la notoriedad en la falta de información que tenían las señoras, una de las cosas que puedo resaltar y que me fue sumamente desagradable fue la antipatía y el tono despectivo con el que se manejaron en todo el programa (dudo mucho que haya  una mala interpretación mía por su acento español).

Creo que el punto que se atacaba principalmente era la validez que otorga el medio a través del cual se difunde el mensaje, en este caso una plataforma en internet, parece que las señoras trataban de establecer que un mensaje transmitido por un medio televisivo tiene más valor y validez que aquel que se transmite de otra forma, lo cual es erróneo en muchos casos y depende de grandes factores como la forma de gobiernos de los países, el grado de libertad de expresión que se maneje en los mismos (si se respetan o bien se defiende dicha libertad), entre otros factores.

Después está el punto de que la literatura juvenil carece del mismo valor que otros tipos de literatura. Si habláramos de elementos objetivos, claramente podríamos establecer valores sobre la literatura, pero de la misma manera, el hacerlo le quitaría su carácter subjetivo a este arte, ya que la esencia de la misma, en algún momento puede tomarse como la manera en la cual el lector se apropia de la obra, la analiza y le otorga un significado a la misma, el cual es completamente diferente al de otra persona y a la del mismo autor. De no haber una discrepancia de opiniones nadie podría decir cuál es su libro favorito o incluso cuál es su autor favorito siguiendo el estilo con el cual escribe. En mi opinión, no hay lectura para viejos ni para jóvenes, que el autor dirija su mensaje a un público determinado no significa que éste no llegue a otros grupos que pueden disfrutar del mismo o que pueden decir que no les fue de su agrado. No es condición sine qua non que tenga 40 años para que me guste Nuestra Señora de París o Los Miserables, o que tenga 15 años para que me guste por ejemplo, Pulsaciones de Javier Ruescas.

Que un tipo de literatura no nos agrade, no significa que la misma sea una mierda, como lo dijo la conductora. Todos somos libres de leer lo que queramos y dentro de esas decisiones nos encontraremos con aquellos que nos gusten y los que no, y aunque debo de admitir que yo he caído en la tendencia de desdeñar un tipo de literatura, eso me hace ver que los gustos son tan variados y que eso hace que el mundo sea tan bonito o sorprendente, que somos muchos y que nadie nunca estará de acuerdo en algo.

En fin, espero sinceramente que el mensaje que intentaban transmitir estas señoras no fuera el incentivar la lectura en los jóvenes, porque si fuera eso, fracasaron olímpicamente. Creo que nadie debería de avergonzarse de lo que ha leído o cuales fueron sus primeras lecturas, como todos, nuestros gustos van a cambiar con el paso del tiempo, y ello es fruto de nuestras experiencias, y para aquellos que tienen el sueño de escribir un libro, solo podría decir que la dedicación y el trabajo son los medios para realizarlo y no es requisito haber llegado a cierta edad para hacerlo.  

Bueno, creo que vuelvo a mi misma conclusión, las personas solo deberíamos de hablar de lo que conocemos y cuando lo hagamos, deberíamos de ser lo mayormente respetuosos que podamos, ya que no somos los únicos en este mundo, en el cual hay muchos universos.

Para terminar, los dejo con el video de este programa, para que se generen su propia opinión sobre lo que dijeron las señoras. Me despido, esperando poder escribirnos pronto, y recuerden que la mejor forma de conocer el mundo es sabiendo su opinión, así que no duden en compartirla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s